Revista07500

El escocés en Mallorca

Opinió / Lluís Abbou

 

El mayor problema de La mujer de paja es que se estrenó en 1964, compitiendo con películas como Teléfono rojo, ¿volamos hacia Moscú?, Mary PoppinsMarnie la ladronaHard Day’s Night y GoldfingerCuriosamente, la película está protagonizada por el Sean Connery post-Desde Rusia con amor y pre-Goldfiner y Marnie la ladrona pero esto no hizo que La mujer de paja atrajera el público de las tres anteriores. La historia no siempre es justa para las grandes cintas, y a menudo deja largometrajes de menor presupuesto en favor de éxitos de taquilla a pesar de la calidad y el calibre. Esto es cierto para Lmujer de paja. 

La película se emitió en televisión hace un par de noches y se centra en Ralph Richardsonun multimillonario amargado y maleducado condenado a pasar la vida en una silla de ruedas. Richmond trata a sus sirvientes como perros y a su propio sobrinoquizás hijo Tony Richmond (Connery) no mucho mejorIncluso lanza algunos gruñidos a la monumentalmente bella Gina Lollobrigida, que es contratada por el sobrino como enfermera del anciano. Fruto de toda esta humillación hay varias personas que no se sienten infelices cuando lo encuentran muerto en la litera de su yate. 

Esta es una de las muchas películas británicas del impecablemente adinerado equipo de producción de Michael Relph y Basil Dearden, dirigida por Dearden y filmada por Otto Heller con un estilo seductor en el que la cámara se desliza íntimamente. Todo enmarcado dentro de un diseño de producción delicioso de Ken Adam, que despertaría la avaricia de cualquiera. Adam, por supuesto, trabajó mucho con Connery en las películas de James Bond y el estilo de dicha saga no sería lo mismo sin él. Y hablando de Connery, que falleció el pasado octubre a los 90 años, en La mujer de paja deambula impecablemente vestido con el aspecto de un hombre que no puede esperar a volver a ser 007. 

Esta es una película oscura. Rodada en la hermosa Mallorca de los sesenta y el campo británico. Sean Connery llegó a la isla en 1963 para filmar escenas del thriller policial. Porto Colom y Cala Ratjada fueron las dos localizaciones principales. El personaje de Lollobrigida (las malas lenguas dicen que durante el rodaje fue “exigente y temperamental”) se aloja en el Hotel Castillo de Artà, actual Es Forn Nou Hotel Boutique. El yate ‘Natalie’ interpretaba un papel importante, así que fue trasladado desde Londres hasta la costa mallorquina. Durante su estancia en Mallorca, el actor escocés se hospedó en el todavía existente The Sea Club en Cala Ratjada y parece que también se dejó ver en uno de los lugares de culto de la noche de aquella época: la discoteca Tito’s en Palma. 

Antes de llegar a las Baleares, Connery conoció en Londres a Claudine Cumberlege y se reunieron unos años después en el Sea Clubque era propiedad de la familia de Claudine. Según cuenta ella misma, fue la encargada de doblar a Lollobrigida en alguna escena ya que no sabía nadar. Recientemente también contó que Sean Connery amaba la belleza de Mallorca, su mar, sus paisajes y la gente. Por si fuera poco, todavía recuerda vívidamente cómo se despidieron“Me tomó de las manos y me dijo Qué lástima que seas tan joven, porque me gustaría pasar mi vida contigo. En ese momento, la diferencia de edad era demasiado grande, pero no quitó el hecho de que fuéramos amigos, y nos mantuviéramos en contacto hasta hace unos diez años,” relata la que fue novia de Connery. 

La mujer de paja consiguió un moderado éxito de taquilla y criticas más bien negativas. Sin embargo, a lo largo del tiempo se ha convertido en un objeto de culto tanto para cinéfilos como seguidores de Sean Connery, pues se trata de su único papel como malvado. 

 

Exit mobile version