Pregúntele a Google por su novia

Opinió / Lluís Abbou

“¿Por qué no tengo novia?”, le preguntamos a Google, y Google responde: “¿ha considerado completar este cuestionario?”. Nosotros, los solteros, aprovechamos la soledad e intentamos interactuar con Google, y Google nos dice: “aquí tiene entre 6 y 14 razones por las que no tiene novia”. Estamos a punto de llorar, apretamos los puños hacia el cielo con la injusticia que eso representa, luego bajamos los brazos, abrimos los puños sobre un teclado en un orden muy específico, le preguntamos algo a Google y Google nos enseña cosas realmente extrañas, sin importar la pregunta.

Rastree las grietas oscuras de Internet para obtener las respuestas a esta pregunta y terminará con dos teorías primordiales: la versión roja de la pastilla, donde las mujeres son simpáticas y originarias de un extraño lugar conceptual llamado “la zona de amigos”; y la teoría GQ, que básicamente dice que haciendo 15 abdominales diarios y pidiendo un güisqui las mujeres acudirán en masa a usted. Eso es todo, esas son las dos opciones. No hay punto intermedio. Fin.

Personalmente, siento que es más complejo que eso. Cualquiera que busque “¿por qué no tengo novia?” está lanzando un pequeño grito de ayuda al cielo y todo lo que recibe a cambio es una lista de diez razones sobre cómo los derechos de los hombres son también importantes o un enlace a una chupa de cuero de 785€. ¿Una chaqueta de casi ochocientos pavos le ayudará a superar la timidez crónica que hasta ahora ha sido un obstáculo para empezar una relación? Las señales apuntan a que no.

Tengo una teoría sobre The Game, el libro de 2005 que enseñó a los hombres a ponerse apodos absurdos, usar ropas llamativas para ir a los clubes nocturnos y hablar con las mujeres de una manera deliberadamente críptica. Las ideas en The Game funcionaron, o parecían funcionar, porque estaban respaldadas por el hecho de que en realidad estaban haciendo que hombres tímidos y nerviosos hablaran con mujeres. Los nerds con esmalte de uñas negro, que antes tenían una tasa de “hablar con mujeres sin previo aviso” del 0%, pasaron repentinamente a una docena de mujeres por noche. Y lo que seguramente pensaban era “Whoa, extraño, los seres humanos realmente responden cuando les hablas.”

Es por eso por lo que cada lista que responde a la pregunta “¿por qué no tengo novia?” sólo verifica dos cosas: si ha pedido a alguna mujer salir a tomar algo y si ha hablado con ellas como si fueran humanos. Los hombres somos fenomenalmente malos haciendo tal cosa. A eso, añádale un desequilibrio social percibido como una timidez inherente, un poco de ansiedad y una cara o cuerpo de aspecto menos que convencional. Los consejos generales sobre cómo conseguir una novia si realmente quiere tener una novia, pero aún no tiene una novia se pueden resumir de la siguiente manera: ¡confía, estúpido! ¡No te consideres defectuoso!

No busque a la “mujer perfecta”; y si cree que la ha encontrado y no funciona, sólo acepte que a veces la química no sucede y siga adelante. Recuerde que no tiene derecho a una novia, sólo quiere alguien con quien pasar los domingos por la mañana. Luego están los consejos generales para todos los hombres: los cortes de pelo se permiten con más frecuencia que cada ocho semanas; a lo mejor sólo necesita tres de las quince camisetas que tiene; no hable de videojuegos hasta la cuarta cita a menos que os hayáis conocido en un foro de internet; intente estar relajado y sea divertido. Recuerde que no puede engañar a la gente para que le quiera. Solo puede divertirse, dar lo mejor de si mimo y pensar que al final todo saldrá bien.

Pero, para ser honesto, conseguir una novia me parece la parte fácil. Mantener una relación es de lo que debe preocuparse. ¿Sabe cuántas discusiones tendrá en Ikea? ¿Cuántas fotos en puentes bonitos tendrá que tomar? ¿Cuántos hábitos de aseo que ni siquiera sabe que existen tendrá que aprender? ¿Alguna vez ha dado un paseo realmente lento por un mercado de flores? ¿Realmente quiere? Será mejor que realmente quiera. La autonomía que tenía desaparecerá. El padre de ella podría odiarle, mucho. Si puede sobrevivir a esto, puede sobrevivir a cualquier cosa. ¡Buena suerte!

Print Friendly, PDF & Email