Registros Akáshicos

Opinió / Lluís Abbou

Esta semana les voy a volver hablar de un tema que tal vez (seguramente) hará que muchos de los lectores pongan los ojos en blanco y piensen que soy un estúpido o que he perdido el Norte por segunda vez, como mínimo. Les doy un poco de contexto: hace unos meses visité en Londres a una curandera energética, Carmen, quien se encarga de eliminar las malas energías de tu cuerpo. Dicha sesión resultó ser fantástica. Al terminar la curación y encontrarme con un conocido para cenar, me preguntó si estaba drogado ya que parecía estar muy relajado. Y es que en realidad lo estaba. Tal vez les suene ya que he hablado de Carmen en más de una ocasión.

A través de Carmen entré en contacto con Alesha Rogers, una neoyorquina que lee los Registros Akáshicos. Esta vez la sesión también duró poco más de una hora, pero fue a través de una conversación telefónica ya que yo estoy en Inglaterra y ella en Estados Unidos. Cuando Carmen me lo comentó me sonó a chino, así que tuve qué investigar que eran esos Registros. Básicamente, toda la gente que ha existido, existe o existirá tiene una “biblioteca” de archivos energéticos que documentan cada pensamiento, emoción, acción y experiencia que alguna vez ha ocurrido a nuestra alma, ya sea en la vida presente o en una de pasada. Guay, ¿verdad? Los Registros Akáshicos de cada humano ofrecen información muy personal que incluye relaciones, salud, lecciones de vida, tus propósitos y mucho más

La mayoría de nosotros buscamos respuestas con respecto a nuestro viaje del alma para explicar quiénes somos, cuál es el propósito de nuestra vida, por qué sufrimos o por qué ciertas cosas, problemas y patrones son tan persistentes en el día a día. En esa sesión con Rogers no buscaba ninguna respuesta en concreto, pero si que tenía un par de preguntas preparadas, como ella me había indicado. Sin embargo, no esperaba los comentarios que surgieron durante la lectura, durante nuestra conversación. Decir que me tomó por sorpresa sería un eufemismo. No tenía ni idea de que los problemas que afectan a nuestra historia diaria son una serie de patrones que normalmente se manifiestan en otras áreas de nuestra existencia.

En la búsqueda de respuestas, tanteamos a los demás esperando que nos puedan ofrecen un rayo de esperanza. Las vidas pasadas especifican quiénes fuimos o lo que hicimos en esa historia. Lo importante es la sabiduría que proviene del acceso a esas energías pasadas para conocer los bloqueos o patrones que aún se manifiestan en esta vida como resultado de las anteriores. Los registros señalan el origen de tales deudas, guías o bloqueos que en la mayoría de los casos se remontan a vidas anteriores. Algunos de estos están vinculados a asuntos o lecciones pendientes que el alma aún no ha aprendido. En algunos casos, estos son los desencadenantes para recordarle al alma las lecciones dominadas en existencias anteriores que están esperando ser activadas a través de la memoria de esta vida.

Los registros Akáshicos proporcionan la información necesaria para que uno pueda tomar las medidas adecuadas. Nos empoderan para que podamos crear un cambio en nuestra rutina, liberar creencias autolimitantes y transformar las relaciones. Nunca nos dicen qué hacer. Sin embargo, escribiendo esto y escuchando de nuevo a nuestra conversación (Alesha la grabó y me la envió) desearía haber hecho caso a algunas de las cosas que me dijo ya que eso me habría evitado, tal vez, algún que otro problema que ahora tengo y que en ese momento parecía imposible. La guía proviene de un lugar sin prejuicios, con amor y compasión, que brinda oportunidades de crecimiento y desarrollo.

La lectura de los Registros Akáshicos me dejó boquiabierto. Rogers me contó la historia del pasado de mi alma y eso, de alguna manera, me conmovió a un nivel muy profundo: fue como si una parte de mí “despertara” y recordara quién soy y qué estoy haciendo aquí. Me explicó por qué soy bueno en lo que lo soy y por qué ciertas cosas me cuestan más. También me dio una idea de mis vidas pasadas. También me explicó la razón por la que estoy aquí ahora mismos, que a medida que pasa el tiempo sólo tiene más y más sentido.

Entonces, si quiere profundizar y acceder a información realmente extensa sobre el pasado, el propósito, las lecciones y los motivos de la encarnación de su alma, querrá que le lean sus registros Akáshicos. Se lo recomiendo, de verdad. Y tranquilos, que no estoy loco ni me pagan por escribir esto.

Print Friendly, PDF & Email