Desde Porto Cristo con amor: Historias de la cripta

Opinió / Antoni Ferrer Vallespir

Nací rodeado de libros, de revistas, de periódicos y de cómics. El hábito de la lectura siempre ha formado parte de mi ADN. Fui un lector precoz, promiscuo y un auténtico devorador de historias de papel que simultaneaba con mi afición al cine y a algunas series de televisión. En los sesenta leía semanalmente El Capitán Trueno, el Jabato y El Guerrero del Antifaz en sus sucesivas reediciones. También me gustaba Roberto Alcazar y Pedrín, aunque nunca me lo cogí muy en serio, además de las clásicas publicaciones de la Bruguera como Pulgarcito, Tio Vivo, DDT, etc.

Ya en los setenta me aficioné a las Hazañas Bélicas de Boixcar, a los super héroes de Marvel y así como fui creciendo también crecían mis gustos y mis exigencias. Hasta que un día conocí revistas de cómics como Dossier Negro, Vampus, Rufus o Creepy, que publicaban historias procedentes de la editorial EC Comics americana, historias que habían visto la luz en la década de los cincuenta en Norteamérica, hasta que el gobierno aprobó una ley, el Comic Code, que censuraba aquel tipo de historias alegando que eran nocivas para la juventud.

 

 

El Comic Code estuvo vigente hasta principios de los setenta. Fue durante aquella década que esas historias empezaron a publicarse en España. Yo fuí un ávido lector de aquellos cómics hasta que mi padre, que nunca me había hecho ninguna objección a mis lecturas, me dijo que no le gustaba que leyera aquellas historias de terror. Yo, que siempre fui un hijo obediente y nada problemático, cumplí su deseo. Nunca más volví a leer aquellas historias, aunque tengo que confesar que nunca decreció mi interés por ellas.

Luego el tiempo pasó, abres nuevos frentes y el orden de prioridades varía. A pesar de ello siempre me voy a acordar de esta anécdota.

Obvio es decir que me alegre cuando en 1989 se anunció el rodaje de una serie de televisión basada en aquellos relatos de terror de la EC Comics publicados en colecciones como Tales from the Cripts, The Vault of Horror y The Haunt of Fear. La serie empezó a emitirse en Estados Unidos en el canal por cable HBO en junio de 1989, y fue tal su éxito que se alargó hasta siete temporadas, es decir, hasta julio de 1996. En total 93 episodios de 26 minutos cada uno.

 

 

En España la serie fue emitida por Antena 3, aunque en sus últimas temporadas su metraje fue aligerado, no por motivos de censura, – nos dijeron -, sino por razones de minutaje, pasando de durar 26 a 20 minutos escasos. En el momento de su emisión solo pude ver algunos capítulos, por eso siempre fue para mi una asignatura pendiente. Asignatura que aprobé hace algún tiempo cuando la serie completa – es decir las 7 temporadas y los 93 episodios con el minutaje íntegro – se puso a la venta en España en formato DVD.

Cuando Historias de la Cripta empezó a emitirse en Norteamérica supuso una auténtica revolución catódica, ya que al ser emitida por el canal por cable HBO, es decir, de pago y de mercado restringido, no existían las lógicas limitaciones morales y éticas que se autoimponían los canales generalistas.

No se escatimaron medios para Historias de la Cripta, ya que a lo largo de sus 93 episodios pasaron actores como Tom Hanks, Arnold Schwarzenegger, Mariel Hemingway, Carrol Baker, Michael J. Fox, Brad Pitt, Christopher Reeve, Timothy Dalton, Yvonne de Carlo, Isabella Rossellini, Demi Moore y un largo etc. que fueron dirigidos por gente como Robert Zemeckis, Walter Hill, Tom Holland, Richard Donner, Tom Mankiewicz, etc.

Fue una auténtica gozada ver los 93 episodios en su metraje original en escasas semanas, y más si pienso que en estos momentos muchos de estos episodios no se podrían hacer por culpa de la dictadura de lo políticamente correcto en que estamos inmersos.

 

Print Friendly, PDF & Email